Quiero un punto y aparte…

Una rosa es, una rosa... de María José Pombo en 500px.com

Quiero un punto y aparte para muchas cosas.
Para el egoísmo de creernos más importantes que otros.
Para el abuso sobre nuestros niños.
Para el abuso sobre nuestros mayores.
Para la ley justa para pocos.
Para los pocos que pueden “hacer ley” a su antojo.
Para los pasados que vuelven o son traídos constantemente.
Para los presentes olvidados.
Para los que no quieren entender de lo que hablo.
Para los que no quieren hablar de lo que entienden.
Para las manos vacías.
Para las manos llenas de lo que sacan de otras manos.
Para el “oportunismo”.
Para la decadencia del “ser humano”.
Para la valorización extrema de lo físico.
Para el desmedro de los logros que cada uno fue alcanzando.
Para la mediocridad y la educación para ella.
Para los que quieren “silenciarnos”.
Para los que no paran de gritarnos.
Para los que apuestan a “solucionar” mediante la violencia.
Para los que se colocan en lugar de víctimas siempre.
Para los que nos dejan víctimas de su mal accionar.
Para los que burlan y enseñan a burlar.
Para los que no respetan.
Para los que creen en dioses de fáciles respuestas.
Para la avaricia disfrazada de prudencia.
Para la falta de ayuda donde corresponde ayudar.
Para la incontinencia verbal.
Para los que eligen “no mirar”.Para los que dirigen “sin mirar”.
Para la disparidad normalizada en la sociedad.
Para la discriminación.Para el maltrato y la mala palabra.
Para la falta de dirección.Para la inacción frente a tanto.
Para los que provocan el llanto y no se hacen cargo.
Para los que tienen poder y no aprenden a usarlo.
Para el desamor por nuestros hermanos.
Para el desamparo y para el desinterés.

PUNTO FINAL para este mundo al revés.
PUNTO Y APARTE.
El punto para terminar. El aparte… para recomenzar.
Y de una vez por todas, crecer y cambiar.

(MARCELA PERALTA)

 

La razón, el sentir…

Mar abierto, brisa y Flickr de María José Pombo en 500px.com

La razón puede dibujar el paisaje que tú quieras.
Puede ella crear un sol,
una luna,
cada una de las estrellas.
Y lo hará muy bien, 
a tu mirada.
El sentir no dibuja nada.
Pinta desde adentro.
Libera los colores y te invaden,
salpicándote desde cada uno de tus sentidos.
Sin poder hacer nada para no permitirlos,
ellos te pintan entero.
Y no hay sol,
sí calor.
No hay luna,
sí misterio. Y no hay estrellas,
sí sueños y deseos.
En cada una de tus noches,
al mirarlas.
Tú decides.
Si dibujas y creas lo que quieres.
O sí te dejas sentir,
vibrando cada uno de tus colores.
Invadidos tus sentidos del aroma de tus propias flores,
naciendo una vez más.
El alma se expresa siempre,
en el sentir.
Tenlo en cuenta.
Y déjate pintar.

(MARCELA PERALTA)